¡Los precios del seguro de auto caerán hasta 40%!

Con información de El Economista

Para el 2030, el valor promedio de las primas de los seguros de autos a nivel mundial caerá entre 20 y 40%, estimó la empresa Swiss Re, al destacar que cada año 1.2 millones de vidas se pierden a causa de los accidentes de tránsito y se producen 10 millones de lesiones.

El Telematics Solution manager para Swiss Re, Orsolya Hegedus, explicó que el seguro de automóviles es una línea de negocios clave para la mayoría de los aseguradores que no ofrecen seguros de vida y, en consecuencia, también lo es para Swiss Re.

“De acuerdo con nuestras proyecciones actuales, para el 2030 el valor promedio de las primas de los seguros de autos caerá entre 20 y 40 por ciento. No obstante, aumentará la cantidad total de primas en todo el mundo como consecuencia del incremento del número de vehículos en los mercados de alto crecimiento”, indicó.

Durante su presentación “Telemática, ¿una revolución para el seguro de auto?”, Hegedus mencionó que los accidentes de tránsito cobran 1.2 millones de vidas cada año, producen 10 millones de lesiones y cuestan a las economías de 1.0 a 3.0% del Producto Interno Bruto (PIB) anual.

Refirió que las nuevas tecnologías y tendencias sociales están reconfigurando la industria automotriz más rápido de lo que muchos de sus participantes pueden adaptarse, mientras va surgiendo un nuevo ecosistema de movilidad.

“Estimamos que para el 2020, más de dos tercios de los automóviles vendidos en todo el mundo contarán con alguna forma de conectividad, lo que contribuirá a un control más eficiente del tránsito y ayudará a reducir la cantidad de tiempo que se pasa a bordo del vehículo”, dijo.

Además, sumada a funcionalidades de conducción automatizada, mejorará la seguridad de las carreteras, debido a que permitirá a los conductores anticipar los problemas de tránsito y evitar colisiones, agregó la ejecutiva.

En ese sentido, la telemática ofrece nuevas oportunidades a los aseguradores y podría mejorar los índices combinados, así como la experiencia del cliente, por ejemplo, agilizando la tramitación de siniestros, ofreciendo retroalimentación a los conductores y añadiendo servicios como la recuperación de vehículos robados.

“A la luz de estas ventajas, estimamos que la demanda de seguros basados en uso (UBI, por su sigla en inglés) aumentará durante los próximos años”, sostuvo.

Así, los aseguradores deben adaptarse a las posibles situaciones que puedan plantearse, colaborar con los organismos reguladores y con los responsables de la formulación de políticas, y prestar atención a la jurisprudencia y a las preferencias de los consumidores, concluyó Hegedus.